¿Obama O McCain?: Observando las elecciones presidenciales estadounidenses desde Chile

Aproximadamente a la una de la madrugada (hora chilena) se sabrán los resultados.

Aproximadamente a la una de la madrugada (hora chilena) se sabrán los resultados.

 

Aparte de detalles sabrosos en chascarros y datos curiosos, poco se sabe de la verdadera significación de la elección de uno u otro candidato en la inminente elección del próximo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.  Un simplificado análisis de los hechos, nos lleva a vaticinar el probable victorioso y el efecto real que los chilenos podríamos afrontar tras ello.

Por Augusto Scarella Arce

Declaraciones de apoyo de actores hollywoodenses, cantantes ganadores de premios Grammy, estrategias de propaganda dirigidas por cineastas de fama mundial,  son los hechos que destacan a nivel nacional, de la inminente elección del próximo presidente de la nación más poderosa de todo el planeta: los Estados Unidos de Norteamérica. Salvo algunos artículos especializados en los medios chilenos, poco se sabe de la conveniencia del éxito de uno u otro candidato para Chile.

            Nuestra indudable buena condición económica y política actual, nos hace socios de la Norteamérica post elección, independiente del resultado. La estrategia económica de la actual administración liderada por la presidenta Bachelet, basada en ya décadas de cimientos profundos, que lograron atesorar reservas diversificadas de activos, además de la férrea política de control fiscal, que pareciera ser incluso ser seguida actualmente por el país del Norte, nos auguran a seguir sosteniendo un trato preferencial con la potencia.

            En Chile, el antiguo adagio de “vale un ser conocido más que un ser por conocer” nos inclina a pensar que un triunfo republicano nos augura un statu quo en la interacción con nuestro socio comercial que apacigüe las tormentas analíticas de nuestros especialistas. Sin embargo, un hecho existencial de la hasta ahora primera potencia mundial es abogar por sobre todo por su existencia, cuestión por la cual, las medidas proteccionistas son esperables, al menos hasta recuperar la alicaída economía.

            Por otra parte, un presagiado y casi seguro triunfo demócrata, basado en las más importantes encuestas al respecto, podría afectar nuestra inserción en el mercado americano, vía adopción medidas proteccionistas, pero dada la diversificación de nuestras exportaciones, y la globalización que direcciona el mundo, no será tema de gran importancia en nuestro avance.

Fuentes: LA TERCERA, INFOBAE, DIARIO VASCO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s