Manchachacuy Donaire: El General que se hace temer

Edwin Donayre Gotzch, máximo exponente del Ejército del Perú, ha sostenido una serie de episodios polémicos que no han tenido mayor repercusión hasta que ingresó en el ruedo de la política internacional, donde ha quedado manifiesta su temeraria y especial conducta personal para ejercer un cargo de tanta responsabilidad y trascendencia.

Augusto Scarella Arce

“He dado la consigna que chileno que entra ya no sale, y si sale saldrá en cajón. Si no hay suficientes cajones, saldrán en bolsas de plástico“.

 Esas fueron las palabras que el actual Comandante General del Ejército peruano utilizó en lo que fue parte de su intervención en “una actividad privada” de hace varios meses atrás. En su inusitada intervención ante esposas y militares de diversos grados de ese país, divagó con la posibilidad de utilizar a mujeres como “bombas” en una hipotética lucha contra Chile. 

 Pero investigando la historia del General, llamado por la tropa “manchachacuy”, que en idioma quechua significa el que se hace temer, se llega a algunos episodios desconocidos que permiten construir el perfil de todo un personaje. Asumido como Jefe del Ejército el 6 de diciembre del 2006, a poco andar comenzó a develar un especial carácter público que le arrojó un positivo dividendo con la tropa, especialmente la indígena. Con ocasión de una visita efectuada a su natal Ayacucho, que coincidió con su onomástico, fue paseado en andas por los soldados, quienes repetían incesantemente “manchachacuy”, mientras el General saludaba a la población. De hecho, en cada visita a esa zona, se le veía utilizar vestimenta originaria. Su trato general es de corte bromista tratando de parecer afable, pero denota una permanente grosería para con sus interlocutores.

 El año 2008 y con ocasión del desfile militar anual, la polémica no le dejó, tras ordenar a los efectivos desfilar al trote

Ejercito del Peru

Fuente: Ejercito del Peru

(o paso rápido según sus palabras) algo que generó polémicas reacciones dentro y fuera de la Institución, que el año anterior y en la preparatoria de dicha actividad, fue testigo asimismo del porrazo que soportó el General al caerse de su caballo.   

 

 

 

Desde fiestas en donde expresa sus más profundos sentimientos, pasando por declaraciones públicas efectuadas alguna vez, donde ha señalado públicamente que necesita trabajar para alimentar a sus cuatro hijos aunque no está seguro que el cuarto sea suyo, hasta la interacción con humoristas que le imitaban despectivamente, Edwin Donayre no es precisamente un personaje al que le guste alejarse de la polémica y a quién la actual batahola producida por su culpa, es  uno de sus mayores beneficiados: A estas alturas del conflicto, poco se habla en el Perú de la investigación judicial en que está involucrado.

 Y muy claro lo tiene él. Lejos de colaborar con el gobierno limeño en la solución del impasse diplomático como inicialmente lo sugirió, ha continuado aumentando el disgusto chileno, país que no cesa de solicitar su pronta separación del cargo, lo que  lejos de lograr, lo afirma cada vez más, debido a la impopular decisión que representaría para el gobierno de García, aparecer cediendo a las demandas chilenas.

 Ayer en un nuevo acto mediático en vísperas de su anunciado retiro, fue nuevamente paseado en andas por su tropa al término de una ceremonia nada menos que en el Comando de la Región Militar Sur, de significatoria cercanía a la frontera con nuestro país, lo que a estas alturas viene a demostrar la desafiante y temeraria postura que “manchachacuy” Donayre sostiene.  

 La usual posición consolidada en materias de política internacional de nuestro país, ha contrastado con un desunificado escenario peruano, en donde  Yehude Simon, Presidente del Consejo de Ministros, ha esbozado la necesidad que el Presidente tome decisiones en la próximas horas. Al parecer los cálculos políticos en torno a una decisión al respecto han chocado con la posibilidad de una carrera política del General Donayre, donde unido a personajes como Ollanta Humala, podrían generar un clima bélico peligrosamente real para con Chile, destruyendo las relaciones de confianza e interacción en toda área que ambas naciones llevaban hacia delante.

 Manchachacuy pregonaban los soldados indígenas de Ayacucho hace un tiempo atrás cuando alzaban en andas a su populista líder General, término que se terminaría convirtiendo en un presagio de lo temerario que resultó ser Edwin Donayre para la nación peruana.

 

Anuncios

Una respuesta a “Manchachacuy Donaire: El General que se hace temer

  1. cèsar .a. hausxell pinedo

    considro que se ponga orden en muestro litoral , chile desde hace un tiempo maltrata al Perù hasta en peores casos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s