Como la crisis financiera afectará al fútbol

fe_dineroNo sólo en fútbol parecen estar las diferencias entre Colo Colo y Palestino, finalistas del Torneo de Clausura, también, a la hora de hacer un recuento, los números inclinan la balanza al club albo.

Si estos fueran los parámetros para proyectar un campeón, escasa opción tendría Palestino, con un presupuesto de su plantel que bordea los $23 millones mensuales, enfrentado  sólo al cuarteto ofensivo de Colo-Colo integrado por Cristóbal Jorquera, Macnelly Torres, Daud Gazale y Lucas Barrios, tasado sobre los 6 millones de dólares.

Por Juan Claudio Parra Lisboa

¿Podrán los clubes chilenos mantener plantillas millonarias?

El ex entrenador de la selección Alemana y hoy entrenador del Bayer Munich, Jurgen Klinsmann, señala que: “la crisis financiera va a golpear de lleno al fútbol”.  Y agrega: “Va haber una redefinición del mercado, afectando transferencias y salarios”.

Independiente de quien sea el campeón del torneo local, los clubes chilenos, y en especial aquellos que han invertido más en jugadores, deberán ajustarse a la coyuntura financiera, que, tarde o temprano, llegará al fútbol.

Si analizamos el caso de Colo Colo en las palabras de su presidente Gabriel Ruiz-Tagle cuando manifiesta que: “El desarrollo de jugadores exportables es el corazón de nuestra actividad”, representa una clara señal que los clubes como empresas, están orientadas a comprar jugadores baratos y luego venderlos  a un precio superior para obtener ganancias.

 El 2005 el 83% de los ingresos de Colo-Colo, se generaba por la venta de publicidad y del corte de entradas. Hoy el panorama cambió y el 72% de los ingresos ha sido creado por la venta de futbolistas.

En 2006, Héctor Mancilla fue vendido al Veracruz de México en US$ 850 mil y Claudio Bravo desembarcó en el cuadro español Real Sociedad en US$ 2 millones.

Luego fue el turno de Jorge Valdivia que se integró al Palmeiras de Brasil por US$ 3,5 millones; Matías Fernández, al Villarreal de España por US$ 10,5 millones;  Arturo Vidal con US$ 7,7 millones al Bayer Leverkusen de Alemania; el precio más alto pagado por un jugador nacional y, Humberto Suazo que fue traspasado al Monterrey de México en US$ 4,7 millones, por el 80% del pase.

Esta danza de dólares y euros que el Cacique acumula en caja, parece llegar a su fin. La crisis económica afectará por igual a otros clubes que reducirán sus gastos, por lo que el mercado de traspasos se comprimirá y nadie querrá pagar elevados montos.

Al parecer, el próximo ganador del torneo no estará en la cancha, sino, en los números.  Así lo demostró la primera final del Torneo de Clausura, donde el cuadro de Palestino, con una plantilla modesta, no sólo complicó al cuadro de los 100 millones de pesos mensuales, sino, logró con una actuación heroica, (empató con dos hombres menos) que todas las miradas estén puestas en los rápidos y talentosos jugadores del equipo de colonia. Al parecer, los árabes, sí saben de negocios.

Fuentes:La Segunda Online

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s