Cerro Viejo, conservando la cuenca del Puangue

El estero Puangue recorre parte de la cordillera de la costa en la zona central de Chile. Se hace parte de un paisaje conformado por montañas, quebradas, vertientes, pozones de aguas cristalinas y rincones que no tienen nada que envidiar a espectaculares cuadros de regiones más australes.

Por: Andrés Rencoret

A solo una hora y media de Santiago o Valparaíso se encuentra Cerro Viejo, un proyecto de ecoturismo que busca recuperar y promover la conservación del estero Puangue y su entorno, generando un turismo sustentable que permita el desarrollo de la comunidad local y creando espacios atractivos para disfrutar de la naturaleza. El proyecto es una iniciativa privada que contó con el apoyo de la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO.

Viajando desde Santiago por la ruta 68, autopista que une esta ciudad con Valparaíso y Viña del Mar, encontramos en el kilómetro 42 el poblado de Curacaví, de aproximadamente 25.000 habitantes. Luego de atravesar gran parte del pueblo entramos por un camino que bordea el Puangue, los primeros 21 kilómetros son pavimentados y luego empieza el último tramo de 6 kilómetros por un camino de montaña que serpentea por las laderas y nos permite observar un valle maravilloso decorado con pozones, playas y pequeños bosques nativos.

Al llegar a Cerro Viejo se puede observar desde la altura parte importante de la infraestructura del proyecto. Destacan las construcciones octogonales del centro de investigación y el restaurante; a esto se suman cabañas que se descuelgan de los cerros y enfrentan el valle con una vista privilegiada. El estero permite a los visitantes disfrutar de la playa, natación e incluso cursos de iniciación en kayaks.

Responsable con el medio ambiente
El Centro de Investigaciones del Puangue (CIP) es un espacio que acoge a investigadores para el trabajo de estudio, conservación y difusión de la flora y fauna local. El trabajo de investigadores se complementa con actividades de laboratorio y terreno, abierto a todos los visitantes.

Quienes llegan a Cerro Viejo pueden disfrutar del eco-camping  con 14 sitios ubicados entre bosque nativo que cuentan con mesa, fogón, luz, agua, espacio para acampar y estacionar el auto, además de las cómodas zonas de baños y lavado. Para los que realizan paseos por el día existe una zona de picnic, que al igual que el camping, cuenta con acceso a los pozones del estero. Una tercera alternativa son las dos cabañas que, con la comodidad y privacidad de una casa, pueden acoger hasta 5 personas cada una.

En Ecoturismo Cerro Viejo, la preocupación por el medio ambiente es permanente, el manejo de los desechos orgánicos e inorgánicos se suma al sistema de reciclaje de aguas servidas, las que son tratadas por tres biofiltros del sistema Tohá, el que a través de lombrices y luz ultravioleta, recupera los sólidos y líquidos que son posteriormente utilizados en el riego y la producción de humus.

Cerro Viejo se presenta como una alternativa para disfrutar en familia, aprender y compartir en la naturaleza salvaje, explorando los bellos paisajes nativos de la cordillera de la costa junto a las transparentes  aguas del estero Puangue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s